Solo River
Opiniones. Actualidad Riverplatense.
El equipo estuvo mal armado
24 de Agosto el 26-08-2008, 21:04 (UTC)
 Rosales es wing derecho y puede ir por izquierda. No es enganche, se pierde si no tiene referencia. Barrado es volante por afuera, no tiene la visión estratégica para conducir a River. Sí tiene buen tranco, remate y manejo. Simeone la pifió con esas elecciones y condicionó el rendimiento del equipo. Ojo, el Cholo tiene mucho mérito en el campeonato que ganamos y le sobra valentía como para intentar agregar valor al plantel que maneja. Un ejemplo es el caso de Ponzio, que no tenía lugar y hoy es un pilar como último, aunque no debe excederse tanto en el pelotazo a la marchanta o a los grandotes: esto es fútbol, no básquet. Tirándoles todas las bolas a Falcao y a Salcedo a dividir, los mandamos al muere, a chocar, a rasparse todo el partido, terminan golpeados y sin pelotas limpias. Ayer River fue un engendro, porque además defeccionaron Ahumada y Abelairas, dos tipos que con sus 7 puntos son el pulso del equipo. Por momentos indignó ver que Bertolo, Ervitti y Raymonda jugaban por abajo y nosotros, que somos River, pinchábamos las nubes: un despropósito. Se supone que la vuelta de Buonanotte aportará una buena porción del fútbol que nos falta y sería interesante darle más minutos a Robert Flores: tiene clase, pase entre líneas, va para adelante, la pide con ganas. Faltó el equipo, pero igual la gente dijo presente y alentó todo el partido, empujó, fuimos locales... No estaría mal alguna reflexión del filósofo Ahumada sobre la temática.
 
Comentado por Ervitti( ervitticiudad.com.ar ), 01-11-2012, 08:41 (UTC):
Equipo de la B pierde los 3 puntos sobre la hora, jajaja. ¡Buuu!


El silencio no siempre es salud
18 de Agosto el 19-08-2008, 04:02 (UTC)
 La cancha de River tiene mucha distancia entre las tribunas y la campo de juego, pero históricamente esa amplitud estuvo vinculada a incentivar la majestuosidad de las grandes manifestaciones populares. La interna de la barra hizo lo suyo pero está pasando algo más. Parece que se le quisiera dar la razón a Ahumada, pero resultó extraño que casi no se escucharan acordes, que no bajara manifestación alguna de la tribuna, excepto un Orteeega, Orteeeega en el entretiempo y la explosión que siempre generan los goles hasta en los cementerios. Y fíjense: el único mensaje sin contar gritos de gol fue negativo para el equipo, para los que están jugando y no vengan con la cantinela de los ídolos porque para sacarles un tibiecito "Amadeo, Amadeo" el locutor casi se arrodilla y estuvo a punto de hacerlo cantar al Mono Burgos. ¿Qué pasa? Era el primer partido en casa después del campeonato, hacía frío pero no tanto, el equipo no era gran cosa pero iba en busca del ataque todo el tiempo, había mucha gente en la cancha... No sé, esperemos que no siga siendo todo parte de la serenata que nadie escuchar de los que miran el partido de espaldas para sacar alguna tajada. Otro tema: fútbol. River es un equipo serio. Responsable. Que tiene actitud. Que generalmente asume el compromiso de intentar ganar el partido. Que presiona en campo rival, que aprieta hasta asfixiar, es el celular que en plena madrugada avisa una y otra vez la llegada incomprensible de un mensaje de texto hasta que te despertás. No se preocupen, Salcedo no se perderá otro gol de cabeza así, se notó su potencial aun sin jugar bien. Hay varios rendimientos individuales parejos que garantizan la estabilidad del equipo. Si el Enano vuelve bien, vayan calentando gargantas porque van a tener que gritar a la fuerza.
 

Sin la base igual está la base
11 de Agosto el 19-08-2008, 04:01 (UTC)
 Carrizo, Ortega y afortunadamente sólo por ahora Buonanotte no están. Son las tres primeras figuras del campeón con la única discusión del lugar que ocupan en el podio, oro, plata o bronce, para ponernos a tono con la onda olímpica. Son ausencias centrales, imposibles de disimular para River y para cualquier equipo. Simeone se banca las miradas críticas, agacha el lomo y le mete laburo, los que están dejan la piel en la cancha y el equipo sale, se ve, dice presente, se arremanga cuando hay que meter y en River siempre habrá buen pie, aunque ahora sea un bien escaso. Vale lo de Robert Flores, finísimo, un Polillita Da Silva en formación, también la jerarquía de Ponzio para ser el Matthäus argentino, la presencia de Ahumada, la calidad en la pegada, pases y apiladas de Abelairas y el rendidor Ferrari. Con Falcao y Rosales más cerca de su nivel y el árbitro cobrando parejo, el partido hubiera estado resuelto sin necesidad de la enorme atajada final de Ojeda o de los palos salvadores. De todos modos, el punto estuvo bien, un premio a sobreponerse a las dificultades. Buena de Simeone: el cambio táctico del entretiempo inclinó el juego, más allá de que Barrado no hizo gran cosa para justificar su presencia y que Villagra sin estar en su día, había quedado un par de veces en posición clara de gol. La mala: la salida de Flores, prevista antes del gol, terminó parando al equipo y eso que Bou entró bien. Como diría el Bambino, la basesstá, falta el juego que puede aportar un Enano...
 

Simeone merece una excepción
23 de Julio el 26-07-2008, 01:33 (UTC)
 La idea es aprender de los errores. Aguilar le hizo un contrato a Passarella por tres años y al DT no le quedó otra que irse antes. A Lux se le iba a hacer contrato por 10 años y ya parece que eso pasó hace 100. Pero ahora viene el caso de Simeone y es distinto. Fundamentalmente, porque Aguilar quiere renovarle otro año luego de que el DT salió campeón, cuestión que no había sucedido con Passarella. Simeone tuvo éxito, sacó adelante una situación difícil y terminó con una vuelta olímpica que se negaba.
Este caso demuestra que tal vez no sea un error la política de contratos largos, sino los intérpretes. Ojalá Simeone se pueda quedar un año más, antes de seguir un camino que parece conducirlo, inexorablemente, a Europa.
Pero no sólo haber conseguido el campeonato es mérito de Simeone. Está en un tiempo de crecimiento, de superación, y lleva en sus genes un fuerte instinto ganador que le impide dormirse en los laureles. Esa motivación que explota de sus poros se inyecta en los jugadores, al punto que rindieron más que antes, incluso en situaciones anímicas adversas. Podrá parecer curioso, pero el ADN de ese nervio que desborda a Simeone en los partidos es lo que me da tranquilidad de tenerlo dirigiendo a mi equipo.
 

Todos juntos es mejor
2 de Julio el 05-07-2008, 16:48 (UTC)
 Ortega es necesario y Simeone también. Los dos son importantes para que River vuelva a ocupar la cima del fútbol argentino y recupere el juego que tanto nos gusta. Al Burrito se le fue la lengua en un momento de calentura y el Cholo demuestra grandeza al dejarla pasar. Al fin de cuentas, las palabras pasan y los actos quedan. Y el Burrito más que nadie sabe que si hace las cosas bien, será titular y capitán. Ojalá puedan tirar juntos para que puedan aportar a un nuevo semestre que encuentre ganador a River.
 

Quién le dice que no a Ortega
23 de Junio el 23-06-2008, 16:38 (UTC)
 River campeón jugó, tal vez, su mejor partido del torneo. Dio vuelta un 0-2 (penal en contra inventado, ninguno a favor en las 19 fechas) en una cancha siempre difícil como la de Banfield, pero está visto que los buenos tiempos son efímeros en este siglo, estalló el Ortegate y el presidente Aguilar decidió salir a competir mano a mano la participación mediática con la presidenta Cristina... Sólo le faltó la cadena nacional, pero casi, en un intento desesperado e infructuoso por poner paños fríos a un conflicto tan inoportuno como inevitable: el Ortega de hoy no encaja en las reglas que impone Simeone. ¿Habría que tener una consideración especial para Ortega? ¿Sería bueno para él? En la situación que vive, ¿Ortega necesita que le den los gustos, le digan a todo que sí o que tenga premios y castigos? ¿Quién le dice que no a Ortega? ¿Es el Ortega de hoy el producto de años y años de encubrir su problema porque igual el domingo hacía la diferencia? ¿Quiénes son los buenos y quiénes los malos? La respuesta más importante la deben dar los especialistas, pero Simeone no es un obtuso que no pone a Ortega porque no le gusta cómo juega. Por favor muchachos, los que gritan en la tribuna sin pensar, abran un poco el bocho: no se discute la idolatría de Ortega ni su calidad como futbolista, pero hay un hombre que está en problemas. Y en caliente dice cosas que no resisten un análisis muy profundo. Respetuoso silencio.

Menos mal que ganó River. Porque si no, ahora muchos riverplatenses con fiebre estarían sacando conclusiones equivocadas, dispuestos a de-sangrarse el mismo día que se festeja un título. Se cometieron errores, hay cosas para cambiar, el equipo debe jugar mejor, los refuerzos no anduvieron... Pero Simeone hizo este River campeón. Con Ortega, claro. Pero también con Carrizo (que ya no estará), Buonanotte, Abelairas, Ahumada, Falcao y esa caravana que merece que esta alegría sea sólo el comienzo.
 

<-Volver

 1  2  3  4  5  6  7  8 Siguiente -> 





Añadir comentario acerca de esta página:
¿Que entrada desea comentar?
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

Solo River
 
El equipo estuvo mal armado

Rosales es wing derecho y puede ir por izquierda. No es enganche, se pierde si no tiene referencia. Barrado es volante por afuera, no tiene la visión estratégica para conducir a River. Sí tiene buen tranco, remate y manejo. Simeone la pifió con esas elecciones y condicionó el rendimiento del equipo. Ojo, el Cholo tiene mucho mérito en el campeonato que ganamos y le sobra valentía como para intentar agregar valor al plantel que maneja. Un ejemplo es el caso de Ponzio, que no tenía lugar y hoy es un pilar como último, aunque no debe excederse tanto en el pelotazo a la marchanta o a los grandotes: esto es fútbol, no básquet. Tirándoles todas las bolas a Falcao y a Salcedo a dividir, los mandamos al muere, a chocar, a rasparse todo el partido, terminan golpeados y sin pelotas limpias. Ayer River fue un engendro, porque además defeccionaron Ahumada y Abelairas, dos tipos que con sus 7 puntos son el pulso del equipo. Por momentos indignó ver que Bertolo, Ervitti y Raymonda jugaban por abajo y nosotros, que somos River, pinchábamos las nubes: un despropósito. Se supone que la vuelta de Buonanotte aportará una buena porción del fútbol que nos falta y sería interesante darle más minutos a Robert Flores: tiene clase, pase entre líneas, va para adelante, la pide con ganas. Faltó el equipo, pero igual la gente dijo presente y alentó todo el partido, empujó, fuimos locales... No estaría mal alguna reflexión del filósofo Ahumada sobre la temática.
 
Hoy habia 12350 visitantes (34689 clics a subpáginas) ¡Visitando Amor x La Camiseta!
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis